Las jóvenes en la maternidad
28 enero 2009, 1:41
Filed under: Sin categoría | Etiquetas: , ,

 

Por: Krla

 

El embarazo es un proceso creativo misterioso en el cual los padres hacen la alquimia inicial y se sientan tranquilamente a esperar el desenlace. En la mayoría de los casos este “experimento” no se realiza en condiciones óptimas, pero al final el resultado satisface sobremanera a los recién estrenados padres. Es ahí cuando comienzan las consecuencias.

 

La madre asume el rol que la historia (y su instinto) le reclamanEncargarse íntegramente del bebé (al menos en sus primeros tiempos), su cuidado, higiene y alimentación absorben todo su tiempo. Se terminaron las noches completas de sueño, los paseos vespertinos y las salidas nocturnas. La figura paterna se mantiene en un segundo plano, él SÍ sale de vez en cuando a tomar una cerveza con los amigos, a ver un partido de fútbol o simplemente a escapar un rato de la monotonía del hogar.

 

 Mamá (si terminó de estudiar) se ve obligada a renunciar a maestrías, doctorados y toda superación posible; mientras papá  sigue ascendiendo, se gana una beca, viaja al extranjero y regresa con su intelectualidad y su orgullo satisfechos. Es muy probable que abandone a mamá, buscándose una nueva esposa intelectual (en el mismo punto en que estaba mamá cuando él la conoció) que entienda su nuevo nivel cultural, pues mamá con tanto trabajo en casa, tanto cuidar de niños y tantas malas noches aparenta 10 años más y un título menos.

                                                                 FIN.

 

Esta es una historia recurrente, o mejor dicho: era.

 

Últimamente se ha desarrollado entre las mujeres pseudointelectuales una tendencia a aplazar la maternidad (en el mejor de los casos) o incluso eliminarla por favorecer el desarrollo profesional. Esta es una consecuencia patológica de la emancipación femenina. Las mujeres letradas no quieren interrumpirse carrera por este proceso que ya nunca más les permitirá dedicarse completamente y sin limitaciones a su superación.

 

Esta situación nos conduce a una interrogante, ¿cuál es el momento idóneo para ser madre?

 

La pausa de postgraduada es breve, y amenaza volverse eterna si hay un bebé en camino, si espera a la maestría, postgrado y doctorado le alcanza la década de los 30, edad que en esta sociedad se traduce por “ya eres vieja para hijos” (amén  de que físicamente no tenemos la misma resistencia)

Me parece triste llegar al final de la vida sin haber experimentado el sinfín de sensaciones que provoca la maternidad; pero miro a mi alrededor, a mis amigas que comienzan a embarazarse y me asusto.

Intento advertirles, disuadirlas, buscarles un momento ideal que aún no llega; luego me emociono por ellas, quiero ser madrina-tía de todos los bebés, y así cíclicamente.

No tomo partido. La decisión de tener hijos es increíblemente personal, no valen mejores amigos, padres y ni siquiera parejas.

Yo por ahora estoy aquí, esperando mi momento ideal. Confío en que habrá un montón de señales indicándome el camino, luces brillantes, mariposas de colores y sentiré la inmensa necesidad de procrear (ya saben, soy la optimista).

 

Mientras tanto escribo.

 

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

What will you do when your pay is dog-tired in the mid of time unit and your dwelling proprietor asks for the rent,
you have to way to get wealth.

Comentario por payday lender




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: